Entonces amiguitos explíquenme algo ¿Quién en Honduras, puede pagar un pedazo de tierra para tener sus propias leyes, su propia seguridad, guardar el dinero, que no lo extraditen y que no le abran juicio? ¡Aaaah! ¿Qué tal si es cierto lo que dicen y es un grupo azul de hondureños que quiere ese pedazo de la isla fantasiosa? ¡Adiós a todos los problemas! ¿Cómo lo aseguramos Ebal? Quizá estando desde el Congreso y metiendo la mayor cantidad de diputados Orlandistas, quizá y solo quizá, pero como dijimos tenemos mucho realismo y no es mágico es tétrico y calculado.

 

Un emirato es un territorio político bajo la administración de un emir, siendo un tipo de monarquía característica de Oriente Medio y el Mundo Árabe. En árabe, el término puede ser generalizado a una provincia o país que es administrado por un miembro de la clase dominante.

 

Reflexión

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. “Patriotismo”, “patriotismo”, “patriotismo” … rebota en las cuatro esquinas de la mente cuadrada de Ebal, mira hacia el suelo, como si el mismísimo infierno se abriría a sus pies y tendría alguna respuesta, como un zombi viajando con una sobredosis del antidepresivo “Fluoxetine”, levanta lentamente la cara hacia la cámara, en ese infinito profundo intenta buscar una respuesta, le recuerda la misma sensación cuando le dijeron “Si tuviera dignidad renunciaría”. ¿patriotismo? ¿dignidad? Que palabras más raras en espíritus tan torvos y torcidos. Contesta –con palabra vacía-  “es que no sólo los extranjeros pueden tener una ZEDE, los nacionales también”. Y así terminó todo, todo.

 

Los directores Frank Miller y Quentin Tarantino, hacen un esfuerzo maravilloso por presentarnos la “La Ciudad del pecado”, es valioso lo que intentan hacer, pero ¡cositas! La imaginación que a ustedes les falta, a nuestra realidad le sobra, intentemos repasar: Una metrópoli en obscuridad permanente, donde el rojo sangre pinta las calles y el destello de las balas iluminan los callejones; elemento fácilmente superado en cualquier esquina de Tegucigalpa o San Pedro Sula, donde los diarios tradicionales se pelean el muerto para la portada “yo llegué primero, es mío”, habitualmente se les escucha; otros más listos andan conectados sus radios con la comunicación interna de la Policía y siempre llegan primero a las muchas escenas diarias de crimen.

 

¿Agentes de seguridad corruptos? ¿Políticos asquerosos y defendiendo los delitos de sus hijos? “Ese bastardo amarillo” (nosotros diríamos “ese bastardo azul”); aquí tenemos militares que apagan los radares para que el narcotráfico ¡En buques! Puedan pasar libremente y de paso, políticos cómplices de golpistas y dictadores, que matan niños con sus autos o golpean campesinos y encima hasta pederastas quieren ser alcaldes ¡Puff! Y te hablo que esos son los gatos, no son las grandes ligas del crimen, en “Sin City” al menos hay justicieros y prostitutas honestas, aquí no hay ni lo uno, ni lo otro, pero cualquiera se autoproclama “honorable” y hasta se creen “socialité” por las pajeadas que les dan en Gente y Estilo.

 

En la famosa cinta de la sensual bailarina Nancy Callahan, la ciudad está capturada por los criminales, donde en su territorio se mueve su propia ley, sus propios impuestos, su seguridad y obviamente sus códigos de conducta, buenas costumbres y moral, esta práctica gansteril no es nueva, en todo el mundo, una banda de criminales se adueñó de un pedazo de territorio para hacer lo que quieran y disputado en vendettas; pero niños, la clase de historia terminó, porque nuestros corruptos con el sello “Hecho en Casa”, son visionarios, adelantados a su tiempos, unos  Stephen Hawking de la vulgaridad y el crimen. ¡Genios del cagadal!

 

¿Se ha puesto a pensar un segundo por qué el deseo del Partido Nacional por controlar el Congreso Nacional? ¿Por qué alguien como Ebal y el hermano de David Chávez van más fijos que la nueva reforma tributaria? (o sea, sacarle más dinero a usted, para pagarse la buena vida ellos). ¡Venga! ¡Venga! ¡Venga! Lo quiero invitar a un pequeño viaje, de lógica, realismo no mágico y, por esta noche, quimeras del crimen sin castigo.

 

Cuando les dicen a los defensores de las ZEDES, Chávez y Díaz, que la mera acción es inconstitucional, que con la brecha de desigualdad una acción como esta no va a resultar, ellos hablan de que las zonas llevan empleos, pero la escolaridad promedio del hondureño es de seis años ¿Cuántos hondureños tendrán empleo? ¿Cuáles serán los trabajos? Son sólo algunas preguntas que quedan navegando en el espacio como una avioneta con cargamento ilegal en este momento en alguna zona montañosa de Honduras, pero hay algo que repiten continuamente “los hondureños, también pueden tener su propia Zede”. Ummm… Una pregunta mayor salta con malcriadeza ¿Y estos vagos, para qué nos sacan hasta la última ficha en impuestos, para empujar todo Honduras o para crear un oasis exclusivo de amor y mermelada? ¿Qué alguien me expliqueeee..?

 

La “Zona libre de desarrollo” ubicada en Crawfish Rock, en la costa norte de la isla Roatán en Honduras, número uno, amiguitos ahí no van a ir a desarrollar nada, es una perla turística del caribe reconocida- pero sigamos- tienen un promedio de 23.5 hectáreas, dotada de su propio sistema administrativo, económico y en parte jurídico, obviamente administrado por una empresa gringa (si, los mismos que no, no dieron ni una vacuna contra el Covid) y se llama “Honduras Próspera”. Ja, ja, ja, no sé si eso lo hicieron como chiste, pero les quedó buenísimo. ¡Pónganse chivas! Cuando algo extraño o extranjero lleva el nombre de los frijoles o las tortillas que sólo uno se come, créanlo, viene una vivida para el pueblo o un robada salvaje de bienes nacionales.  

 

Entonces amiguitos explíquenme algo ¿Quién en Honduras, puede pagar un pedazo de tierra para tener sus propias leyes, su propia seguridad, guardar el dinero, que no lo extraditen y que no le abran juicio? ¡Aaaah! ¿Qué tal si es cierto lo que dicen y es un grupo azul de hondureños que quiere ese pedazo de la isla fantasiosa? ¡Adiós a todos los problemas! ¿Cómo lo aseguramos Ebal? Quizá estando desde el Congreso y metiendo la mayor cantidad de diputados Orlandistas, quizá y solo quizá, pero como dijimos tenemos mucho realismo y no es mágico es tétrico y calculado.

 

Algo es seguro, al final de “Sin City”, la ciudad siguió en la obscuridad, simplemente porque los tentáculos del crimen, se adueñaron de las arterias del lugar; solo piense algo ¿a un gobierno que le queda seis meses, para qué le interesa crear tanto problema y aumentar el odio de la población?

 

Quizá sea el último salvavidas de los bandidos y ante una oposición beligerante, pero a la hora de repartirse la robusta deuda política, y una población que se enoja y tira misiles por Facebook, les será más fácil que para Nancy Callahan, bailar en un tubo. Esos que quieren ir a Próspera, tengan cuidado, recuerden que las películas de terror empiezan con picardías y risas, después se va la señal “Wifi” y el final ya lo conocen, la muerte, ¿vieron qué así pasó en “Pánico en New York”?

 

HONDURAS / EDICIÓN ESPECIAL ¡18.° ANIVERSARIO EL LIBERTADOR!

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar