Le contaremos un secreto, cuando el circo cierra, no tenemos banderas políticas, entre nosotros no hay discusiones ni problemas ideológicos, seamos la primera o la segunda fuerza negociamos todo en el país, somos los que mandamos, lo que ven en medios es nuestro espectáculo, seamos dos o tres, ustedes votan, por quién votan lo elegimos nosotros.

 

Hágase un favor en las próximas votaciones, piense en Honduras, en sus hijos y en el futuro con los pies en el presente, si va a votar sea impredecible, piense, cerremos el circo para siempre y construyamos una Patria. ¿No se ha cansado de cómo nos tratan a los hondureños en todo lado? En vez de pasar quejándose, indígnese y quítémole la risa y la tiranía a los payasos.

 

Reflexión

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. ¡Tomen su boleto! No se pierda este fabuloso espectáculo, acomódese tiernamente en las butacas que los organizadores hemos dispuesto –inteligentemente– para Usted, no se preocupe, aquí siempre pensamos primero en el bienestar de nosotros y después del hondureño. ¿Si nos pasa algo, quien los va a gobernar? Nuestros nombres y caras son borrosas y no, nos importa lo que ustedes tengan que decir…

 

Pronto saldrá uno de nuestros payasitos especiales, de esos que llamamos “presidentes”, a anunciarles el inicio del melodrama; por cierto, pedimos disculpas por la decoración exterior de denuncias por narcotráfico y corrupción de medios extranjeros y algunos poquitos nacionales, ellos están desinformados, mandaremos a la hija de Batson (no diremos la hija de votos rurales por respeto al  buen nombre) a usar los bienes públicos para mandar tuits en “inglés”. ¡Demencial! Pero así es el circo ¿esperaban tamales con carne y transparencia? ¡puff! Ilusos.

 

El primer telón se abre e informamos que en 22 días serán las elecciones primarias (Coff, Coff), según ustedes, la incertidumbre, el desánimo y la apatía priman, por lo menos en el electorado, porque en los candidatos todo arde como Megan Fox, cuando joven que conste, o como documentos en oficina pública cuando despiden a un secretario de Estado, a su derecha haciendo maromas complicadas y frotándose la manos como moscas por la vida chachi y billete robusto buscando la reelección tenemos al 70 por ciento de los diputados ¡Que pijudo va’!, a su izquierda las alianzas para las generales, que ya están incrustadas (para los cigarros y el café ya está asegurado el botín de la deuda política).

 

Esos mismos diputados que en su mayoría tienen juicios pendientes con la ley, que eliminaron la Misión de apoyo contra la corrupción e impunidad en Honduras (MACCIH), los del nuevo Código Penal y de las famosas redes ¿recuerdan?, esos mismos muchachones que iban los miércoles a firmar el libro de la Corte y que han aprobados sin mucha paja concesiones de los recursos naturales como piñata en barrio, y así podríamos seguir con la lista de rezos, pero ocupamos el espacio; quieren llegar otra vez a un Congreso que decidirá los nuevos árbitros de la Justicia, los nuevos magistrados y las autoridades del Ministerio Publico ¿Qué, pensaban que era por amor al país y a los héroes? ¡Ay pequeños! Les falta escuela, pero no es todo ¿podrían poner un alto a las extradiciones? Obviamente que sí, para que no se lleven nuestro costoso becerro de oro, que se aferra como gato panzudo al altar Q.

 

–¡Halftime!, grita nuestro payasito de turno con bandita en el pecho (medio tiempo, para los que tuvieron primaria truncada y no estudiaron en la Americana como yo). Ahora les presentamos a los tigres que saltarán por los aros de fuego ¡Wow! ¡Wow! Se agita el público, así como estaba de agitado el pechito de Tito, el moteado, era una tembladera –que le movía las “chapas” que ganó sin ir a la guerra–, cuando el periodista le pregunta ¿Cuál es su opinión sobre los artículos publicados en medios internacionales, sobre narcotráfico y corrupción? Aquel hombre parecía lavadora descompuesta con su tembleque.

 

¡Firme!, con la cara chelita, asegura que son transparentes y que se someten a cualquier investigación, que las Fuerzas Armadas son responsables y que ellos no tienen nada que ver y que esa gente solo especula (The Guardian, Whashigton post, DW, CNN, RT, New York Times, EL LIBERTADOR), que los castrenses respetan los derechos humanos… a lo lejos otro radar se apaga y otro buque pasa en total silencio ¡Ciao bella! Un joven volquetero ha sido asesinado sin debido proceso, otro fusil se activa sin honor y otra mentira garantiza la verdad.

 

Continuemos con nuestro “Freak Show”, que aparezcan los elefantes blancos que ocupamos fondos, la mujer barbona, que ocupamos se convoquen las elecciones –Por cierto ¿Dónde diablos está Ana Paola? Y de paso, ¿dónde está el dinero de las latas móviles? Las mentiras a veces a uno lo asfixian y debe huir a otros países en busca de la vida y la verdad, qué duro enfrentarse con nuestros fantasmas. Esto apenas empieza y ya tiene síntomas de una terrible enfermedad, pequeños disturbios en municipios olvidados, nos anuncian el caos por venir, el invierno será duro ¿a quienes no les convienen las elecciones entonces? ¿Quiénes orquestan el desorden? Sombras maquinadoras en una noche terrible e intenciones obscuras. ¡Si mi amo, refill! Johana grita desde los morenales que la vacuna viene, mientras se carcajean al ritmo tropical, Dinora, 504 y Ashanti.

 

Le contaremos un secreto, cuando el circo se cierra, no tenemos banderas políticas, entre nosotros no hay discusiones ni problemas ideológicos, lo que queremos es mantenernos en el poder, seamos la primera o la segunda fuerza, negociamos todo en el país, somos los que mandamos, lo que ven en medios, es solo nuestro espectáculo, que parezca que somos dos o tres, para que puedan escoger, pero al final nos escogen a nosotros.

 

Sin embargo, en esta ocasión sentimos un peligro real; desde los Estados Unidos suenan canciones nuevas y eso es un peligro, si en esta noche siniestra debemos parar las elecciones lo haremos, movemos las marionetas que queremos, pocos no tienen precio y el dinero no es problema, no estamos dispuestos a irnos al norte y perderlo todo, somos corrupción, somos narcotráfico, somos políticos, somos pastores y a veces empresarios, nos ponemos sotana y también el fusil en el hombro y disparamos, a la constitución, al país o a ustedes.

 

Hágase un favor en las próximas elecciones, deje su gorrita del Che, que usted no pudo sacar ni a un tipo mega desprestigiado del poder, no es un revolucionario, quítese la camisita de Adam Smith que usted no es un capitalista, debe hasta en la pulpería y no tiene capital; piense en Honduras, en sus hijos y en el futuro con los pies en el presente, si va a votar sea impredecible, inesperado, vote, pero piense, cerremos el circo para siempre y construyamos una Patria. ¿No se ha cansado de cómo nos tratan a los hondureños en todo lado? En vez de vergüenza y lamentos, indígnese, actúe y quítémole la risa y la tiranía a los payasos.

 

DESCARGAR EL LIBERTADOR, EDICIÓN IMPRESA

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar